Archive for 13 mayo 2012

EL CAPITAL CONTRA LA ESCUELA (Y CONTRA LA GENTE)

mayo 13, 2012

La escuela pública cada vez es menos pública. El objetivo de que la escuela sea un espacio democrático, gobernado por la comunidad educativa y orientado a sus necesidades, cercano al barrio, etc. resulta imposible cuando la escuela es el espacio en el que operan otros agentes, especialmente empresas privadas.

  • La escuela pública cada vez es menos pública porque muchos servicios escolares son prestados por empresas, y algunos de esos servicios tienen una gran importancia educativa, como el comedor escolar.
  • Es menos pública porque muchos centros y departamentos han asumido como algo normal recibir los recursos que no destina la administración (ordenadores, pizarras digitales,…) de editoriales de libros de texto.
  • Algunas etapas han quedado en manos de la gestión privada, aun siendo los centros de titularidad pública (como es el caso de las escuelas infantiles, gestionadas ahora con empresas con tanta experiencia en el ámbito educativo como FCC, Eulen,…).
  • La actividad extraescolar de colegios e institutos ha quedado también en manos de las empresas (con planes como el Refuerza), y se permite que los espacios públicos sean utilizados por empresas. Así es posible que una academia de inglés imparta clases por la tarde en un colegio público, mientras que, paralelamente, en algunos centros las plataformas por la escuela pública o las asociaciones de padres y madres o profesorado no pueden celebrar una asamblea o un acto informativo, o, menos aun un encierro reivindicativo. Cada vez será más difícil cualquier actividad, porque las aulas de nuestros centros, estarán ocupadas por empresas. Puede darse también el caso de que un colegio se esfuerce por las mañanas en una educación laica y plural, pero, por las tardes, la empresa que apoya a los chavales con las matemáticas esté vinculada a una organización religiosa. Puede ocurrir que una interina de lengua pierda su empleo porque se eliminan los apoyos en el horario escolar pero al curso siguiente trabaje como profesora de apoyo en el horario extraescolar, en el mismo centro o similar, con los mismos alumnos/as, pero contratada por una empresa privada y, desde luego, con otras condiciones de trabajo.
  • Pero después de los servicios complementarios y de la parte extraescolar, viene todo lo no docente en los centros e incluso la labor docente. Así este curso, un curso de recortes y pérdida de empleo, se han incorporado a los centros profesores/as cuya vía de contratación nadie conoce, como auxiliares lingüísticos, pero con labores de docencia asignada. Nos hemos encontrado así con muchos “irlandeses” (conocidos así porque la mayoría son irlandeses, aunque no todos) que no cumplen los requisitos/vías de acceso a la función docente, que en algunos casos no conocen el castellano (y por tanto no pueden participar en la programación de la asignatura, ni reunirse con el departamento, ni entrevistarse con una madre) que este curso han tenido asignada la docencia y evaluación de grupos de la ESO (en ciencias naturales y ciencias sociales).
  • Y a esto, además, se une la entrada en la escuela de las fundaciones privadas y de proyectos que tienen por objetivo una transformación neoliberal de la escuela, no solo porque se convierte en un espacio más sometido al servicio del lucro y bajo las normas del mercado (en vez de un espacio del barrio, del profesorado, el alumnado y las familias) sino porque todos estas iniciativas tienen consecuencias:
    • En las condiciones de trabajo, tanto de docentes como de otros perfiles. La privatización supone una pérdida de condiciones y la entrada de trabajadores/as con diferentes vías de acceso rompe el colectivo, por lo que, a la larga, el deterioro de las condiciones de trabajo se extiende a todos y todas, trabajadores/as de empresas privadas y empleados/as públicos. Además se pierden empleos públicos pero se destina dinero a empresas privadas que generan, en cambio, un empleo de poca calidad.
    • En el control ideológico de la escuela. Muchos de estos proyectos no persiguen únicamente el lucro. Persiguen la transformación de las dinámicas de los centros, introducir nuevos contenidos curriculares, influir en el alumnado, en el profesorado y en el conjunto de la sociedad.

Entre esas propuestas están todas lo que tiene que ver con promover el espíritu emprendedor y la formación empresarial desde los cursos de primaria. La mayoría de nuestros alumnos y alumnas no van a ser empresarios y la formación en la escuela tampoco les va a dar preparación para ello.

El objetivo de esta “formación” es otro: es generar un marco ideológico de dominación y “naturalizar” la pobreza. Es una forma de terrorismo emocional por el que muchos chicos y chicas se convencerán de que si no disfrutan de unas buenas vacaciones, de ropa nueva o, simplemente, en su casa tienen que quitar la calefacción, es porque sus padres/madres o sus hermanos/as no se han esforzado lo suficiente, son menos emprendedores o tienen desidia y desinterés, a pesar de que se esfuercen cada día mucho y muchas horas por trabajar, estudiar o cuidar de sus hijos. Y se convencerán de que nosotros, los trabajadores/as tenemos menos, somos más pobres y perdemos derechos cada día porque valemos menos y no nos merecemos más. Todo grupo dominante intenta perfeccionar su dominación convenciendo al grupo que la sufre de que existe una desigualdad natural, que las peores condiciones de vida que soporta es una situación normal y que por tanto no puede hacer nada por cambiarla porque sería cambiar el orden natural de las cosas. Esto le ha funcionado al machismo, al racismo y, ahora, estamos viendo como delante de nuestras narices y en tiempo record (comparado con los siglos de patriarcado) fabrican otro modelo de desigualdad y de opresión. Para eso quieren la escuela.

 

1.- FUNDACIÓN EMPIEZA POR EDUCAR.

A finales del curso pasado, justo en el momento en el que en todos los centros públicos educativos de secundaria, bachillerato y formación profesional de la Comunidad de Madrid perdía 10, 11, 8, 15, profesores por centro y muchos equipos directivos no sabían cómo sacar los horarios de los grupos, en algunos de esos centros públicos se presentaban dos personas, que comunicaban que su centro había sido elegido por la Comunidad de Madrid para disponer de un recurso adicional: dos profesores/as que no pertenecen al claustro, contratadas por una fundación, que se ponen a disposición de la organización del centro para apoyar las labores docentes.

Esa fundación es “Empieza por Educar” y es la versión a la española de la ultraliberal “Teach for all” en Estados Unidos.

Los patronos de esa fundación son Ana Patricia Botín (presidenta de la fundación) y un grupo de personas vinculadas al ámbito de la empresa, la banca o la asesoría de empresas, en absoluto relacionados con el mundo educativo). Los socios corporativos son Fundación Marcelino Botín, Fundación Ramón Areces, Fundación la Caixa, Uría Menéndez, Deloitte, Deutsche Post – DHL, Fundación Barclays y HP.

El propósito de esta fundación es seleccionar titulados y tituladas universitarias brillantes, ofrecerles una formación inicial breve en cuestiones educativas e incorporarlos a los centros durante dos cursos. Durante ese tiempo mantienen la relación con la fundación y continúan su formación. Su labor en los centros no es solo asumir la atención educativa a alumnos/as, sino provocar cambios permanentes en la dinámica de los centros, influir en los compañeros de forma que, cuando el programa termine y los titulados abandonen ese centro, los cambios introducidos continúen. (El modelo que proponemos en Empieza Por Educar quiere revertir esta situación, reconociendo el papel fundamental de los profesores, a partir de la selección, formación y apoyo a excepcionales participantes que tendrán a corto plazo un impacto directo sobre los niños/as y a medio plazo crearán una red de profesionales convencidos que el éxito escolar, con esfuerzo y foco, es posible en todos los contextos.). Aseguran que su objetivo final es reducir el fracaso escolar y hacen una especial mención a los alumnos/as que están en contextos sociales y económicos menos ventajosos. http://www.empiezaporeducar.org/

El programa de Empieza por Educar fue rápidamente conocido por el profesorado madrileño y ampliamente rechazado. En un momento de gran movilización social y con la marea verde alta, la incorporación a los centros no llegó a producirse y no se ha producido… de momento. Es una muestra de que la movilización sirve y de que no debe parar. Fundaciones como Empieza por Educar y los bancos y empresas que están detrás no improvisan y tienen todo preparado para dar el asalto a la escuela cuando tengan ocasión.

 

2.- FUNDACIÓN CRÉATE

Se ha implantado en algunos colegios públicos y en centros concertados (se pretende la participación de entre 6 y 10 colegios), por supuesto sin información al conjunto de los centros o la RLT.

La información está en su página webhttp://fundacioncreate.org y en un folleto en el que se invita a unas jornadas informativas. Ahí puede leerse quienes forman esa fundación:Esta inquietud la comparten una serie de instituciones, empresas y personas físicas que han decidido asumir el reto de desarrollar un proyecto en común, el de la Fundación Créate. Entre ellos, se encuentran laFundación Garrigues, la Fundación Ramón Areces, la Fundación Everis, el Círculo de Empresarios, la Fundación de la Innovación Bankinter, la Fundación Universidad Empresa, el Club Empresarial ICADE, Management Solutions y la Fundación KPMG.

Y también se explica el objetivo del programa Creamos Nuestra Empresa

Es un programa que fomenta el espíritu emprendedor mediante la creación de pequeñas empresas en el aula, diseñado para impartirse de manera transversal en horario curricular en los cursos del 3er Ciclo de Educación Primaria.

Afirman que se trata del primer programa de educación emprendedora impartido de forma sistemática en Madrid y que, al organizarse de forma transversal se “garantiza la integración de los contenidos y actividades a lo largo de las diferentes materias académicas favoreciendo su asimilación por parte de los alumnos”. El proyecto comienza por conocer ejemplos y cualidades de emprendedores y termina en la venta de sus productos o servicios en el mercado.

Consiste en incorporar a los centros a “facilitadores” que apoyan el trabajo de los docentes para que desde cada materia se trabajen competencias vinculadas al ámbito de la empresa. Así, por ejemplo, en el área de plástica, se trabajará como hacer una presentación o como disponer un escaparate.

 

3.-  4ºESO+EMPRESA

El curso pasado comenzó de forma experimental el programa de estancias de alumnos/as de 4º de la ESO en empresas. Después de un año, el programa continúa y se ha extendido a 97 centros educativos públicos y privados. Hay 1.804 empresas y entidades implicadas en el programa, y entre ellas organizaciones empresariales, y departamentos militares (helicópteros, logística, infantería,…).

En el proyecto que la comunidad de Madrid publica en su web se dice:

Dentro de este contexto los estudiantes viven una inmersión en un entorno de trabajo adulto siendo tratados como un empleado más, pero sin perder de vista, en ningún momento, el componente educativo de las mismas y el aprendizaje que sobre el mundo laboral pueden adquirir los alumnos.

En otro momento del documento se explica:

Las Estancias Educativas en Empresas están diseñadas para que los alumnos de 4º de ESO durante un período de tiempo (4 días) permanezcan en una empresa mejorando su formación y tomando conciencia del mundo empresarial y de las oportunidades de promoción en el mismo.

 

La información que se da a los alumnos es la siguiente:

Estas prácticas son una oportunidad para que consigas una experiencia de primera mano acerca de cómo es el mundo laboral. Tendrás que seguir las reglas que se esperan de ti como si fueras un empleado a tiempo completo y se te encomendarán tareas que hacer. Son una ocasión para poner en práctica tus habilidades y destrezas en situaciones reales y también, cómo no, para desarrollarlas tanto como puedas.

Las cosas que puedes aprender en un trabajo incluyen:

  • Ser puntual en el comienzo de la jornada.
  • Trabajar y hablar con adultos.
  • Reconocer tus habilidades para poder tomar iniciativas.
  • Reconocer las cosas en las que eres bueno y aquellas en las que necesitas mejorar.

Puntos clave a recordar:

  • Tu elección NO es una elección de estudios universitarios.
  • Tu referente en la empresa espera que te tomes con entusiasmo las tareas a realizar.
  • Si tienes algún problema pide ayuda a alguien, incluidos tu referente en el trabajo y tu profesor responsable del instituto.
  • Siempre actúa de manera responsable y segura.
  • Vístete apropiadamente y siempre sé ordenado y limpio.
  • Llega puntual al lugar de trabajo.
  • Asegúrate de que conoces y sigues las normas de Sanidad y Seguridad de tu empresa.
  • Comunica a tu referente en la empresa si tienes que ausentarte por alguna razón.

 

También se le informa de cosas como ésta:

Durante la estancia en la empresa:

Cuando llegues a tu empresa no olvides:

1. Contactar con tu responsable en la empresa.

2. Entregar el documento de compromiso para que lo firme el responsable (quédate con dos copias firmadas, una para ti y otra para el centro educativo).

3. Cumplir con las normas que rigen el funcionamiento de la empresa (seguridad, control, horario, vestimenta, etc.).

4. Completar las hojas diario que se te han entregado para luego elaborar la memoria.

5. Desarrollar de forma entusiasta aquellas tareas que se te encomienden.

6. Observar todas las recomendaciones que te hayan sugerido para un mejor aprovechamiento de tu estancia.

Entre los “beneficios” de las estancias para los estudiantes se mencionan estos (entre otros):

  • Iniciarse en el mundo laboral.
  • Desarrollar las actitudes y comportamientos necesarios para desempeñar un trabajo.
  • Establecer contacto con futuros empleadores.

Pero, sin duda, lo mejor, es el compromiso que firman alumnos y empresas. En ese compromiso, además de hacer responsable del alumno al director del centro educativo durante el periodo en que el alumno está en la empresa (y por tanto fuera del centro educativo), se establecen por parte de la empresa compromisos como éste: que el alumno no puede realizar horarios nocturnos, que la estancia no puede superar las 8 horas, que no puede manejar maquinaria o productos cuya manipulación por menores esté prohibida. El alumno se compromete a estar sometido a las normas en vigor en la empresa u organismo que le recibe, particularmente en materia de seguridad, horarios y disciplina.

Se recogen también las actividades que pueden desarrollar. Esto no es lo más significativo, porque está claro que los alumnos no van a desarrollar un trabajo sino a aprender un modelo de relación con la empresa, un modelo basado en la sumisión y en la desregulación de las relaciones. Pero aún así, enumera las siguientes:

  • Observación de trabajos que por su complejidad, dificultad o riesgo no pueden ser desarrollados por menores.
  • Entrevistas.
  • Encuestas.
  • Estudio de documentos.
  • Visitas de instalaciones.
  • Cursos de formación en la empresa.
  • Cualquier otra que se le encomiende, previamente acordada con el profesor tutor del centro educativo.

Como parte de la relación que se establece, la empresa valora al final de la estancia al alumno/a en estas cuestiones:

  • Puntualidad.
  • Conducta
  • Colaboración con los empleados
  • Iniciativa para realizar tareas
  • Capacidad para aceptar instrucciones
  • Capacidad de comunicación
  • Interés en las tareas asignadas
  • Otras

Además las políticas educativas, la política de recorte ha llevado aparejado no solo un deterioro de las condiciones de la enseñanza, sino que muchos centros educativos públicos se hayan incorporado a la práctica de la competencia, como si se tratase de establecimientos privados. La desregulación de la oferta escolar y los cambios en la normativa de escolarización (reforzada con la zona única), la “autonomía” de los centros (una autonomía que es menos democracia y más desregulación y privatización) han llevado a que los centros compitan y se diferencien en su oferta educativa (bilingüismo, centro tecnológico, excelencia, cambios en la jornada,…) y a aceptar programas como el Refuerza (la única vía para ofrecer actividades complementarias en el horario no lectivo que les queda a los centros de secundaria), con el único objetivo de captar clientela frente a otros centros. Es un plan coherente y lógico al que nosotros oponemos otro:

  • Frente a la desregulación y mercantilización de la escuela, defender la educación como derecho, el carácter público y la adaptación a las necesidades de las personas.
  • Frente a la creación de guetos educativos, la planificación de la oferta y el reparto equilibrado del alumnado.
  • Frente a la “autonomía” de los centros, democracia y participación.
  • Frente a una escuela que reproduce las desigualdades sociales, una escuela compensadora y transformadora.
  • Frente a la manipulación ideológica y frente a una escuela que da valor solo al “espíritu emprendedor” y la competencia, una escuela que desarrolle los valores de la solidaridad y la centralidad del trabajo.