Archive for the ‘documentos críticos’ Category

DESDE EL SECTOR CRÍTICO DE CCOO DECIDIMOS NO APOYAR EL ACUERDO DE INTERINOS

junio 25, 2016

Los miembros de la Ejecutiva y los delegados/as del Sector Crítico de la Federación de Enseñanza de Madrid no hemos apoyado la firma del Acuerdo de interinos prevista para el lunes 27 de junio. Las razones que hemos manifestado para ello son las siguientes:

1.-FALTA DE GARANTÍAS. Ya el pasado mes de marzo valoramos críticamente el Acuerdo de interinos alcanzado entre la Administración y los sindicatos de la Mesa Sectorial, no en lo que se refiere a la ordenación de listas de interinos, sino en lo relativo a los derechos retributivos, ya que no recogía con claridad el compromiso de la Administración de restablecer los derechos de cobro del verano y sexenios, sino simplemente de negociar para llegar a un acuerdo antes del 30 de junio. Desde entonces y hasta hace unos días no se ha producido ningún avance. Y ahora, a punto de terminar el plazo establecido en la mesa, se plantea un acuerdo que compromete a la Consejería de Educación a “incorporar en el borrador de Presupuesto para 2017 la partida correspondiente al pago del primer tramo, para su consideración por la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda, en la elaboración del presupuesto”.

Por lo tanto no hay garantías ni siquiera de que sea incorporado al borrador de presupuestos que se someta a la Asamblea. Como ya plantemos con el acuerdo de marzo, esperamos, y seguiremos trabajando con el conjunto de la organización para conseguir esos derechos.
Pero ni entonces, ni mucho menos ahora tras haber transcurrido tres meses, podemos depositar la confianza en una Administración que ha dejado pasar el tiempo y todavía no es capaz de asegurar su compromiso.

2.- ES INSUFICIENTE. La propuesta, de materializarse finalmente, permitiría recuperar el pago del verano al personal interino, pero hasta 2019 no se alcanzaría la situación previa a los recortes y todavía no se establece una propuesta de recuperación de los sexenios. Pero sobre todo es insuficiente porque la “voluntad negociadora” de la Administración ha quedado reducida a muy pocos asuntos (la formación, la situación de los interinos) pero no se han hecho propuesta en materia de recuperación de empleo y de condiciones de trabajo, de inversiones, de grupos, etc.

3.- ES INNECESARIO E INOPORTUNO. No es necesaria la firma de ningún tipo, ni si quiera la firma discreta que se propone hacer, para que la Consejería de Educación plantee a la de Hacienda el cobro del verano. De hecho ya tendría que haberlo hecho en marzo, cuando se alcanzó el primer acuerdo. Y es inoportuno también porque, en pleno proceso de elaboración de propuestas para el presupuesto de 2017, no nos consta, al menos a nosotros, como miembros del sector crítico, que se vayan a producir mejoras en otras muchas cuestiones que son urgentes para la educación madrileña. Hay que recordar que en 2016 se están gastando 380 millones menos que en 2009 en educación. Pero es que además, como algunos gastos, como los conciertos, han crecido, se están gastando 145 millones menos en inversiones que en 2009, 189 millones menos en plantilla que en 2010. Y también menos en becas y en personal no docente y en universidad, etc. Tenemos presupuestos que no se veían en décadas y muchos más alumnos. Tenemos recortes, aulas que se cierran. La Administración ha prorrogado la negociación de los interinos aplazando otros asuntos, para llegar a un acuerdo insuficiente, sin garantías y que pretende hacernos que ver que se ha puesto rumbo al fin de los recortes. CCOO debe pronunciarse en este contexto y exigir un Acuerdo Sectorial y Educativo que apuesta por la recuperación de la enseñanza madrileña, del empleo y de las condiciones de trabajo.

4.- APOYAMOS LA CONSULTA AL PROFESORADO Y DE MANERA ESPECIAL A LA AFILIACIÓN, PERO NO ENTENDEMOS EL CONTENIDO de una consulta en la que se pregunta por un segundo acuerdo que solo recoge que la Administración dé los primeros pasos para cumplir con aquello que ya se comprometió y ya se firmó hace más de tres meses.

Resolución de la Asamblea del Sector Crítico de Madrid del 7 de abril de 2016, sobre MAFOREM.

abril 11, 2016

El pasado día 29 de marzo la dirección de la Fundación Formación y Empleo Miguel Escalera, presentó a los representantes legales de los trabajadores y trabajadoras un expediente de regulación de empleo que fue retirado dos días después por decisión de la Comisión ejecutiva Confederal de CCOO.
El expediente adolecía de falta de criterios, plan de viabilidad, no mantenía a la representación legal de los trabajadores… Pero lo más grave, las condiciones de extinción de contratos que se planteaban en el mencionado expediente, se apoyaban en la reforma laboral del Partido Popular, algo absolutamente inaceptable y que supuso un insulto para cualquier trabajador/a, afiliado/a o representante sindical de nuestra organización.
Por todo ello, nos congratulamos con la decisión tomada por la CEC, así cómo, la afirmación enunciada en el comunicado emitido por esta y enviado a los medios de comunicación de “profundizar en el estudio de un plan de viabilidad” para esta fundación.
Dado lo anterior, esta asamblea resuelve:
Instar a la Unión Sindical de Madrid Región de CCOO, a la dirección de la Fundación Forem y a la Comisión Ejecutiva Confederal de CCOO a realizar a la mayor brevedad un estudio de la viabilidad de la citada fundación. Tras la evaluación se abrirá un proceso de negociación con la representación de los trabajadores para intentar el mantenimiento del empleo, las mejores condiciones en el caso de los posibles despidos, la creación de una bolsa de empleo y el mantenimiento de la Fundación por todas las vías posibles.
Madrid, 7 de abril de 2016

DEBEMOS RETOMAR LA INICIATIVA Y PONERNOS A LA CABEZA DE LA MOVILIZACIÓN SOCIAL

febrero 4, 2014

La larga lucha llevada a cabo en Madrid en defensa de la sanidad pública, contra la privatización de la gestión de los hospitales y centro de salud, aún siendo conscientes de que han jugado muchos factores e intereses, la principal enseñanza que nos deja este conflicto es que una movilización organizada, transversal, plural y, sobre todo, sostenida en el tiempo puede ser muy eficaz que termina obteniendo resultados positivos.

Es precisamente ese criterio, el de la movilización sostenida en el tiempo, el que reclamamos del sindicato ante el cúmulo de agresiones que, como trabajadores y trabajadoras, estamos padeciendo.

Un breve repaso nos lleva a concluir que no hay derecho que no se haya visto afectado por los recortes y retrocesos impuestos por el Gobierno.

Los derechos sociales y las políticas de protección social han sido recortados duramente por las nuevas reformas establecidas en pensiones (factor de sostenibilidad y pérdida del IPC como referencia de revisión), o en los nuevos reajustes realizados sobre la protección por desempleo (reducción del grado y porcentaje en la cobertura de prestaciones). Igualmente, las políticas sociales recogidas en los Presupuestos Generales de este año, mantienen los reajustes efectuados en dependencia, políticas sociales etc.

Proyecto de Ley de Mutuas: El Dictamen del CES podemos entender que es un éxito porque cuestiona los elementos esenciales del anteproyecto de ley, pero no garantiza que el gobierno lo modifique. Es necesario que, además de lo recogido en el informe, seamos conscientes de la transcendencia de los temas que se configuran con el modelo de mutuas y consigamos cambiar los aspectos más negativos.

En los derechos laborales también se han producido nuevos retoques a la reforma laboral y nos anuncian seguir profundizando en la misma . La flexibilización absoluta del contrato a tiempo parcial o la congelación del Salario Mínimo Interprofesional, son pruebas de la voracidad sin límites de un gobierno que defiende a una clase empresarial sin importarle el deterioro social que pueda producir.

Nuevos retrocesos se ponen en marcha también sobre los derechos ciudadanos. Estos aparecen recogidos en un amplio abanico que va desde la reforma de las administraciones locales, con pérdida de empleo y servicios, hasta la presentación y/o aprobación de proyectos de ley como los de seguridad ciudadana, reforma del Código Penal, que tratan de contener –a base del retroceso de derechos‐ la respuesta social que las políticas del gobierno encuentran en la calle.

Ley del Aborto: Es una Ley que arrebata a la mujer el derecho a ser libre, todavía más restrictiva que la de 1985, que es una ofensa para la mujer porque la priva de sus derechos a una maternidad libre y consciente convirtiéndola en un ciudadano de segunda clase.

Las políticas públicas básicas, donde incluimos la educación (Ley Wert) o el mantenimiento de la congelación del empleo público, que provoca a diario el deterioro de servicios públicos tan importantes como la enseñanza, la sanidad, la dependencia, son también objetivo de los ajustes, recortes y reformas del gobierno.

Todo ello ocurre en un contexto con casi 6 millones de personas desempleadas, con un sistema de protección que fracasa estrepitosamente, abandonando a la pobreza absoluta a millones de trabajadores y trabajadoras y sin un horizonte cercano de solución, por mucho que nos quieran vender que ya estamos en la recuperación; con un país a la cabeza de la desigualdad y la exclusión social que sigue incrementándose (del 31,3 del año 2007, al 34% del año 2011), ampliando la distancia con la media de la UE‐15. La pobreza infantil aumenta en 267.684 personas en solo un año y uno de cada tres menores vive en España en riesgo de pobreza. El reparto de la riqueza nacional indica que hoy los pobres son más pobres y los ricos son más ricos. La crisis, afrontada desde una óptica errónea con la política de austeridad, ha profundizado la desigualdad, golpeando a los más débiles.

En estos meses no hemos dado a estas agresiones la respuesta que merecían, es urgente y necesario reaccionar desde CCOO. Hechos como los conflictos vecinales de Gamonal, o los sociales y laborales de la sanidad o limpieza de Madrid demuestran que los recortes, reajustes

y reformas pueden ser “derrotados” y que las movilizaciones dan sus frutos. Es más necesario que nunca confluir e influir en nuestro espacio natural (empresa y negociación colectiva) y con

la sociedad en su conjunto ante el deterioro social (riesgo pobreza, exclusión social, desahucios, pensiones, etc.) incluida la confluencia en las marchas por la Dignidad.

A pesar de que el informe al último Consejo Confederal señala la necesaria cohesión interna en órganos y estructuras más pegadas a la empresa para poder ser más fuertes, las sanciones en la Federación de Servicios a la Ciudadanía en sectores como el de Administración del Estado, o los expedientes para la expulsión de activos del sindicato que no han hecho otra cosa que defender honradamente los derechos de todos y de todas nos aleja de la afiliación. Fortalecer

el sentimiento de pertenencia al sindicato no se consigue así, acallando voces. CCOO tiene su identidad en la expresión democrática de las diferencias.

Por todo ello, para el Sector Crítico, el último Consejo Confederal del 28 de enero, no ha satisfecho las expectativas que se habían creado de dar una respuesta más contundente desde

CCOO ante el cúmulo de ataques que estamos sufriendo.

Hemos de retomar la iniciativa y ponernos a la cabeza de la movilización social, creando en la ciudadanía la esperanza real de que la movilización sostenida, unitaria, bien organizada y confluyente con los movimientos sociales, contra las políticas del PP, puede cambiar la situación. En este contexto, CCOO tenemos una gran responsabilidad y un papel fundamental que jugar.

Enero 2014

EL ATAQUE A LAS PENSIONES DEL PP EXIGE UNA RESPUESTA SINDICAL Y SOCIAL CONTUNDENTE

noviembre 6, 2013

El Gobierno del PP ha aprobado en el Parlamento, con su mayoría absoluta, el proyecto de reforma de las pensiones, despreciando las enmiendas a la totalidad de la mayoría de los grupos políticos, así como el Dictamen del Consejo Económico y Social.

Como hemos denunciado reiteradamente desde el Sector Crítico de CCOO, la tan manoseada “sostenibilidad de las pensiones” es un problema político y no económico, que en la actual situación de crisis está sirviendo de excusa para deteriorar las pensiones presentes y futuras. Con argumentaciones falsas, avaladas por informes supuestamente “técnicos”, y sin una participación efectiva de la sociedad, se pretende, una vez más, rebajar las pensiones y con ello el nivel de vida, presente y futuro, de millones de personas y sólo para satisfacer a los grandes grupos financieros de presión provocando una verdadera involución en el modelo de protección social y traicionando los intereses de la mayoría de la población.

Esta nueva agresión se produce en el marco de los sucesivos recortes de derechos de los y las trabajadoras, reforma laboral, negociación colectiva así como el desmantelamiento del estado social: sanidad, educación, protección al desempleo, dependencia, administración local, etc.

Ante esta gravísima situación, el Sector Crítico manifiesta:

a) Es absolutamente intolerable esta nueva agresión y nos opondremos a cualquier recorte de pensiones que se quiera imponer y/o negociar. El sistema de Seguridad Social no está en peligro y debemos decirlo alto y claro al conjunto de la sociedad.

b) El Gobierno debe retirar la totalidad de la reforma propuesta. Igualmente La Ley 27/2011 contiene elementos que deben revertirse, desde el momento en que se ha demostrado que no sirven para blindar el sistema sino empobrecerlo.

c) En la actual coyuntura no es posible el diálogo social en este tema. La cerrazón del Gobierno a retirar su propuesta imposibilita cualquier negociación y debemos evitar falsos diálogos que no provocan más que confusión, desmovilización y, en último término, el deterioro de la imagen de CCOO.

d) El compromiso de la C.S. de CCOO con la defensa del sistema de pensiones debe ser total y absoluto.

La contestación a la actuación del Gobierno dirigida a recortar derechos, que actualmente se protegen en el sistema de Seguridad Social, debe ser contundentemente contestada por el sindicato con las movilizaciones que sean necesarias, más allá de la convocada con otros colectivos para el próximo 23 de noviembre, incluida la Huelga General. CCOO debe contribuir a articular una respuesta continuada y sostenida para, en confluencia con otras fuerzas sociales, exigir la reposición de derechos del sistema público de pensiones.

e) Seguimos proponiendo que, dado que las pensiones son algo fundamental para el presente y futuro de millones de personas, el sindicato, junto con otras fuerzas sociales, debe organizar un verdadero debate técnico y político, abierto a la ciudadanía, donde se elabore un auténtico plan con alternativas, conocidas y respaldadas por el conjunto social, incluso a través de un referéndum.

El sistemático ataque al que nos están sometiendo, a los sindicatos de clase, por parte de la derecha política y económica nos obliga a redoblar los esfuerzos para recuperar la confianza y el prestigio ante la población trabajadora y la sociedad en su conjunto, operando los cambios necesarios para conseguir un sindicato más participativo, democrático y vinculado a la realidad social y así ser más útiles cada día a la clase obrera en la defensa de sus derechos.

NOVIEMBRE, 2013

Comité de expertos, pensiones y nuestra posición

julio 6, 2013

La publicación del Informe del comité de expertos sobre el Factor de Sostenibilidad del sistema Público de Pensiones ha generado alarma entre la población en general y en nuestra afiliación en particular, fruto de la posición del representante de CCOO en dicha comisión, por los argumentos que proporciona al Gobierno del Partido Popular para seguir erosionando las pensiones, los incomprensibles errores de nuestra organización sindical en todo lo relativo a este informe y la debilidad de la explicación posterior de la dirección confederal de nuestro sindicato. Ello nos obliga, a quienes conformamos el sector crítico de Comisiones Obreras a intentar profundizar y analizar la situación actual y la posición a adoptar ante un tema tan vital, como es el de las pensiones públicas.
El objeto de este documento no es un análisis exhaustivo del Informe, sino situarnos ante los acontecimientos presentes y futuros.
Se han cumplido las peores previsiones que ya indicábamos en nuestro documento de Junio “EL SECTOR CRÍTICO ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL”, donde se informaba de que gobierno de Rajoy había nombrado a un grupo de expertos, la mayoría afines a la gran banca o a las compañías de seguros, con presencia de CCOO y UGT, para hacer un primer diseño de otra nueva reforma del sistema de pensiones. Y avisábamos que “Previsiblemente, dicha reforma se centrará en definir el llamado ‘factor de sostenibilidad’, que supondrá endurecer los periodos de cálculo y nuevo recorte de las pensiones actuales y futuras”
El gobierno del PP ha aprovechado, en su lógica de recortes y desmantelamiento del sistema de prestaciones sociales, la introducción de un llamado factor de sostenibilidad en la reforma pactada por CCOO y UGT, con la patronal y el gobierno de Zapatero en 2011.
Dicha reforma, que aún no ha desplegado todos sus efectos, ya incluía, desde nuestro punto de vista, elementos lesivos para los trabajadores y trabajadoras. Establecía grandes recortes en las pensiones –por eso el Sector Crítico rechazó la misma supuestamente para garantizar su futuro y blindarlo de presiones futuras. Es evidente que aquellos esfuerzos han sido amortizados en pocos meses.
La elevación de la edad de jubilación hasta los 67 años, el incremento del periodo de cotización exigido para jubilarse con el 100% de la base reguladora y el incremento del periodo de cálculo no han servido para mantener las pensiones al margen de las políticas de austeridad.
Ahora el gobierno utiliza la situación de déficit de la Seguridad Social, motivado por la importante caída de las cotizaciones (incremento del desempleo y devaluación de los salarios) como excusa para promover una reforma estructural y anticipar la aplicación del factor de sostenibilidad.
Las propuestas que se incorporan a través del falso factor de sostenibilidad no dejan lugar a la duda: se introducen fórmulas que devalúan la pensión sobre la base de la mejora de la expectativa de vida, se establecen mecanismos de ajuste en función de la evolución de los ingresos y del número de pensionistas con la misma orientación de rebajar la pensión que corresponde a cada persona, se desvincula la actualización de
las pensiones de la evolución de los salarios o del IPC y todo ello se hace con oportunismo y con crueldad, en un momento en el que se considera que la sociedad está dispuesta a transigir ante el sufrimiento que lleva acumulado y la amenaza de un futuro incierto.
Además de los factores económicos, motivados por la reducción coyuntural de de los ingresos y una supuesta regla de equilibrio necesario entre ingresos y gastos, se argumenta la necesidad de los recortes por las proyecciones demográficas, por el incremento de la esperanza de vida de manera más específica. Conviene recordar que la esperanza de vida es un indicador demográfico que encierra importantes diferencias
sociales y precisamente las personas con menos recursos económicas viven menos y también en peores condiciones. Las desigualdades sociales en este sentido se convierten en un factor de solidaridad hacia las clases acomodadas. Los expertos no han dicho nada al respecto, un “olvido” difícil de entender.
Igualmente, el Informe plantea desligar la revalorización anual de las pensiones vigentes, desvinculándolas al IPC, lo que puede llegar a producir, según se aplique (con “suelo” o tope, o sin él), no ya una pérdida de poder adquisitivo, como en estos dos últimos años, sino una bajada del importe real de la pensión. Una cuestión que puede entrar en flagrante contradicción con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en relación con el Art. 41 de la Constitución.
El informe es una mentira interesada, revestida de elementos técnicos y adornada de un falso discurso de objetividad y neutralidad. Ni su diagnóstico ni sus conclusiones resisten un examen riguroso. Se instrumentalizan las predicciones demográficas y se obvia cualquier tipo de análisis sobre los elementos económicos que rodean al sistema de pensiones para concluir, de manera forzada, que el mismo es insostenible. En definitiva, viene a construir el argumentario que necesita el Gobierno para proceder a un nuevo hachazo a los derechos de los trabajadores y trabajadoras, satisfacer las demandas de la troika tras el rescate bancario y privatizar una de las columnas vertebrales del estado del bienestar para transformarlo en negocio de quienes han propiciado la crisis y han estafado a la ciudadanía. El cuestionamiento y deterioro de las pensiones públicas tiene el objetivo no declarado de promocionar los sistemas complementarios de pensiones que, pese a presentar unos resultados negativos en los últimos años, (no se puede olvidar que su rentabilidad en muchas ocasiones se vincula a los mercados financieros especulativos), no han merecido la atención de los expertos.
Quizá para no desnudar la verdadera intencionalidad de la lógica político‐económica subyacente al cuestionamiento sistemático de los sistemas públicos.
Nuestro sistema de pensiones es uno de los más baratos de la Unión Europea, su coste global está entre 2 y 5 puntos porcentuales por debajo de los de la UE, los importes de sus pensiones contributivas son un 25% inferior a la media europea y un 50% en el caso de las no ontributivas. En el caso de las mujeres la diferencia es todavía mayor ya que sus pensiones son, de media, un 39% menores a las de los hombres en la UE y un 34% en España.
En este contexto es totalmente incomprensible el voto favorable al Informe, del experto enviado por CCOO, a su vez responsable del gabinete económico Confederal, así como su Escrito del 19 de junio a la Comisión del Parlamento, con su posición, sin que hasta ahora se haya dado una explicación convincente, ni exigido responsabilidad alguna, lo que ha puesto en grave riesgo la credibilidad de nuestro sindicato en un
momento tan delicado como el que está pasando.
En estos momentos es imprescindible y exigible la máxima claridad en las actuaciones del sindicato. No podemos seguir equivocándonos, ni mirar para otro lado, Existe una responsabilidad que debe depurarse y eliminar cualquier duda que pudiera recaer sobre nuestra organización sindical.
La posición de intentar “gobernar el sistema desde dentro” nos ha llevado, en reiteradas ocasiones, a favorecer reformas que, lejos de situar la pensiones fuera de las presiones especulativas, vienen a reforzar la excusa neoliberal de una supuesta necesidad de aceptación de recortes sociales como única vía de salida de la crisis.
El Sector Crítico, manifiesta:
a) Es absolutamente intolerable y nos opondremos a cualquier recorte de pensiones que se pretenda imponer y/o negociar. El sistema de Seguridad Social no está en peligro. Ante la posible apertura de un nuevo proceso de negociación alrededor de esta materia, Comisiones Obreras debe contar con una plataforma reivindicativa que debe ir más allá de defender mantener el diseño que actualmente está vigente. La Ley 27/2011 contiene elementos que deben revertirse desde el momento en que se demuestra que no sirven para
blindar el sistema sino empobrecerlo.
Recuperar la edad de 65 años como edad legal de jubilación en todos los casos, recuperar el periodo de cómputo de cara al cálculo de la Base Reguladora de los últimos 15 años, recuperar los 35 años de cotización para el acceso a una pensión sin coeficiente reductores derivados de la carrera profesional, eliminar todos los recortes que se han impuesto en el subsidio por desempleo de mayores de 52 años, subsidio ntimamente ligado a los derechos de jubilación del trabajador o trabajadora y establecer un sistema razonable y satisfactorio de jubilación anticipada y de jubilación parcial, deben ser cuestiones que, de forma ineludible, deben contemplarse en las propuestas de CC.OO. y defenderse como elementos esenciales del sistema en el proceso de negociación.
b) Es imprescindible que, como se aprobó en el último Congreso Confederal, se estudie el impacto de género de cualquier medida dirigida a modificar nuestro ya insuficiente sistema de pensiones. Las mujeres en España son las perceptoras de las pensiones de menor cuantía y de la mayoría de las no contributivas.
c) El compromiso de la C.S. de CCOO con la defensa del sistema de pensiones debe ser total y absoluto. Cualquier actuación del Gobierno dirigida a recortar derechos que actualmente se protegen en el sistema de Seguridad Social debe ser contundentemente contestada por el sindicato con las movilizaciones que sean necesarias, incluida la Huelga General.
d) Proponemos que dado que las pensiones son algo fundamental para el futuro de millones de personas, el sindicato debe organizar un verdadero debate técnico y político, abierto a la ciudadanía, donde se elabore un auténtico plan con alternativas, conocidas y respaldadas por el conjunto social, incluso a través de un referéndum.
Cualquier proceso de negociación que lleve a cabo CCOO debe ser un ejercicio de transparencia y de información a la sociedad en su conjunto y, los posibles acuerdos que pudieran suscribirse, deberán contar con el respaldo mayoritario de nuestra afiliación tras un proceso de debate, consulta y participación. La legitimidad del proceso se debe ganar también, y es un elemento fundamental, en la forma de toma de decisión, nos jugamos mucho de la credibilidad del sindicato. Venimos demandando al Gobierno que someta su política económica a Referéndum ya que está muy distante de aquella con la que se presentó a las últimas elecciones generales, por ello es más necesario que nunca, comprometer al sindicato para que cualquier toma de decisión que pudiera adoptarse, no puede circunscribirse exclusivamente al ámbito de los órganos de dirección y debe contar con la participación del conjunto de la afiliación.
4 de julio 2013

ANÁLISIS CRÍTICO DEL II ACUERDO PARA EL EMPLEO Y LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA 2012-14

febrero 3, 2012

Las compañeras y compañeros que conformamos el sector crítico de CCOO hemos votado en contra, en el Consejo Confederal del día 25 de enero, del II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva 2012, 2013 y2014, al que han llegado los dos sindicatos con la CEOE‐CEPYME por los siguientes motivos:

CONSIDERACIONES GENERALES

Cambia la estrategia que ha venido aprobando el sindicato en los documentos y debates anteriores donde se apostaba por una política de crecimiento moderado de los salarios que debería ir acompañada de un compromiso empresarial de control de precios y, en su caso, de reinversión en el tejido productivo de parte del excedente empresarial.

Por el contrario, este es un acuerdo que incluye exclusivamente a los salarios, con una pérdida importante del poder adquisitivo y una mayor flexibilidad interna, sin que existan compromisos concretos por parte de los empresarios para la reinversión de beneficios y la creación de empleo, ya que no incluye ningún tipo de control o indicador que lo garantice. Tampoco por parte del gobierno en cuanto a control de precios. Es un acuerdo descompensado en el que solamente están claros los sacrificios de los trabajadores y trabajadoras, quedando el resto en meras recomendaciones a empresarios y gobierno.

Introduce, además, referencias a factores que como el PIB, el objetivo de inflación europeo o el precio medio internacional del petróleo, escapan al compromiso y actitud de los trabajadores ante la empresa en relación al mantenimiento del poder adquisitivo de sus salarios.

Se hace buena, aumentándola, una gran parte de la flexibilidad interna, recogida en la última reforma laboral, y que para revertirla se puso en marcha una ILP. Se deja a la responsabilidad de los trabajadores y trabajadoras en la empresa y a sus representantes, la ejecución práctica de la inaplicación de los derechos laborales (modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo) incluidos en el Estatuto de los Trabajadores.

No garantiza que el gobierno del PP no legisle más agresiones contra los derechos laborales en el futuro, como ya vienen avisando.

El gran alcance de este acuerdo hubiera exigido mejorar los sistemas de participación y debate interno, en especial entre los sectores afectados directamente: estructuras sectoriales y secciones sindicales.

ASPECTOS CONCRETOS DEL ACUERDO SALARIOS

Supone un duro recorte de los ingresos de los trabajadores para los próximos 3 años, que se suma a los tres años anteriores de pérdida de poder adquisitivo. Sienta un mal precedente el pactar un nuevo acuerdo salarial, en el año en el que debiera compensarse el sacrificio de los dos anteriores.

Para el año 2012, el criterio oscila entre la congelación y un máximo de ganancia nominal del 0,5%, más una cláusula de actualización que incluye variables como el IPC español, el armonizado de la zona euro o el precio internacional del petróleo Brent. Para el año 2013 se aplicará el mismo criterio, pero con un límite del 0,6% y para el año 2014, se condiciona el incremento a la evolución del crecimiento económico.

Si crece el PIB menos de un 1% no aumentará más del 0,6%, si lo hace entre 1‐2%, no lo hará más de un 1%, si lo hace por encima del 2% no excederá del 1,5%.

En los años en los que el IPC ha superado el 2% (2007, 2010, 2011) la repercusión de los hidrocarburos ha sido elevada y al descontarse, dejaría, muy probablemente, sin aplicación la revisión salarial.

Es decir, que la moderación salarial tenderá a la congelación o a la pérdida, tanto por la previsión depresiva de los próximos años, como por los indicadores pactados, suponiendo una caída de los salarios reales, así como su peso en el reparto de la producción y en la distribución de la renta.

Además, se incorporarán “componentes adicionales del salario variable” que habrán de ligarse a indicadores como los beneficios, ventas o productividad, adecuándose a la realidad sectorial y empresarial.

FLEXIBILIDAD INTERNA

Tiempo de trabajo:
En relación con la jornada se incorporan dos mecanismos de flexibilidad unilateral como son, que el convenio deberá facilitar que el empresario pueda distribuir irregularmente un 10% (unas 170‐180 horas anuales en promedio) de la jornada anual, y también que el empresario pueda disponer de una bolsa de 5 días al año para alterar la distribución prevista en el calendario laboral.

Estos mecanismos, una vez incorporados al convenio colectivo, rompen el criterio general de que la flexibilidad interna debe ser siempre negociada con los representantes de los trabajadores y generan una nueva transferencia de poder hacia el empresario.

De otra parte, se recoge una nueva figura, la denominada “flexibilidad extraordinaria” por necesidades temporales, que en materia de tiempo de trabajo y de movilidad funcional permite al empresario un “plus de flexibilidad” cuando se den causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

La distribución irregular de la jornada durante la semana y mes, puede suponer un incremento de la dificultad de la conciliación de la vida laboral y familiar, así como una nueva excusa que refuerce el despido.

Esta decisión empresarial de ir más allá de la flexibilidad recogida en convenio, se deberá comunicar y negociar con los representantes de los trabajadores y si no hay acuerdo deberá intervenir la Comisión Paritaria del convenio y, en su caso, los servicios correspondientes de mediación y arbitraje.

No obstante, si el empresario acredita que el cumplimiento del procedimiento de consulta a los representantes de los trabajadores “le impide atender debidamente las necesidades previstas” podrá adoptar esa medida de “flexibilidad extraordinaria temporal” sin previa negociación.

Movilidad funcional
– Se flexibiliza la movilidad funcional. Los sistemas de clasificación profesional deberán adecuarse a grupos y divisiones funcionales.

– De manera temporal, entre seis meses en un año y ocho en dos años, los trabajadores podrán desempeñar funciones distintas a las de su grupo, con lo que se propicia la polivalencia laboral plena.

Se incluye asimismo que las “perspectivas económicas negativas”, sean causa habilitante para el incumplimiento del convenio colectivo. Se incorpora una causa discrecional, muy probablemente arbitraria, y siempre subjetiva, para permitir el incumplimiento de lo pactado en Convenio Colectivo, en millones de micro‐empresas, espacio donde trabaja la mayoría de nuestro país y que va a exigir un doble esfuerzo tanto por parte de las estructuras sindicales como de los propios representantes en las empresas.

CONCLUSIONES

Este pacto asume ideológicamente argumentos hasta ahora combatidos. Admite que los salarios son causantes de la crisis, y que su moderación podría hacernos salir de ella: ni una cosa ni la otra son ciertas. La moderación salarial engrosará los beneficios y en ausencia de control y regulación real, no hay ninguna garantía de reinversión o creación de empleos. El consumo se verá severamente retraído, y la recesión propiciará que el paro ya en cifras dramáticas, siga aumentando,
Ante esta situación creemos necesario:

-RELANZAR LAS MOVILIZACIONES COORDINADAS POR LA DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS Y CONTRA LAS POLITICAS DE RECORTES Y EN DEFENSA DE UN MODELO DE SALIDA DE LA CRISIS QUE RECOJA UN CAMBIO DE LAS POLITICAS: REFORMA FISCAL INTEGRAL, REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO… ESTO PERMITIRÁ DEVOLVER LA AUTOESTIMA A LOS TRABAJADORES, QUITAR LA RESIGNACIÓN Y LA SENSACIÓN DE DERROTA.

-APOSTAR FUERTE EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA., EXIGIENDO LA REINVERSIÓN DE BENEFICIOS Y CONTRAPARTIDAS DE MEJORAS EN EL EMPLEO, ADEMÁS DE CLÁUSULAS DE MANTENIMIENTO Y MEJORA GLOBAL DEL SALARIO EN EMPRESAS CON BENEFICIOS.

-LLAMAMOS A REFORZAR LA MILITANCIA EN CCOO, DEFENDIENDO LA DEMOCRACIA Y LA PLURALIDAD DE ESTA ORGANIZACIÓN Y TRABAJANDO PARA QUE SIGA FORTALECIÉNDOSE ORGANIZATIVA Y POLÍTICAMENTE PARA DEFENDER MEJOR LOS DERECHOS Y LOS INTERESES DE LA CLASE OBRERA.

ENERO 2012

La liquidación de los Servicios Públicos en Madrid

mayo 31, 2011

Esperanza Aguirre ha tomado a la Comunidad de Madrid como el laboratorio de sus experimentos neoliberales y ultraconservadores. Los Servicios Públicos se han convertido en Madrid en una “ocasión de negocio” como ellos mismos decían. Ya no se trata de tener unos servicios que atiendan a la población, se trata de que unas pocas empresas se beneficien y obtengan grandísimos beneficios a costa de unas prestaciones que deberían atender a los madrileños y madrileñas.

Está bien recordar que esos servicios se prestan con las cotizaciones que hacemos como trabajadores y con los impuestos que pagamos como ciudadanos. No se nos regala nada. Son nuestros. Y deben seguir siéndolo.

Ante esta situación Comisiones Obreras de Madrid debe tomar la iniciativa y organizar una respuesta contundente que pare el ataque que está sufriendo la clase trabajadora.

DOCUMENTO ADJUNTO

Sobre la reforma de la negociación colectiva. II

mayo 24, 2011

Os adjunto el enlace a un artículo interesante sobre la reforma de la negociación colectiva que puede aportaros un punto de vista más completo. Es un artículo de Antonio Antón publicado en Pensamiento Crítico y es uan lectura muy recomendable.

ARTICULO

Sobre la reforma de la negociación colectiva.

mayo 23, 2011

Como sabéis el sindicato se encuentra negociando (o ya ha negociado) con la patronal una reforma sobre la negociación colectiva. El texto que conocemmos hasta ahora ya fue puesto a vuestra disposición en otra entrada de este blog.

Queremos dejaros aquí una aproximación critica a lo que significa esta reforma:

SOBRE LA REFORMA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Conclusiones de la reunión de Permanentes del Sector Crítico de la FREM

abril 16, 2011

El miércoles 13 de abril nos reunimos los permanentes de enseñanza Madrid propuestos por el sector crítico y, tras poner en común opiniones y valoraciones sobre la situación política-social-sindical externa e interna llegamos a las siguientes conclusiones y propuestas:

1. A pesar de las numerosas trabas, incomprensiones, ninguneos, …, de las distintas direcciones de CCOO con miembros y posiciones del sector crítico, e incluso, a pesar de los últimos acuerdos firmados por CCOO que suponen un grave retroceso en los derechos de los trabajadores, pensamos que debemos seguir en el sindicato para defender e influir en el giro a la izquierda del mismo …

2. La decisión anterior nos obliga a trasladarla y compartirla con el conjunto de la organización y, particular y principalmente, con la asamblea de afiliados de enseñanza del sector crítico, por lo que en las primeras semanas de mayo nos convocaremos a una asamblea.

3. Nuestra presencia y participación tiene que ser activa, conocida por todos y bien definida, tanto en el contenido -reclamamos el sindicato de clase, sociopolítico, participativo y democrático que CCOO somos y muchos intentan obviar-, como en el funcionamiento interno -la participación de la afiliación en la definición de la protesta, y de la estrategia es imprescindible y la única que legitima la actuación de la dirección sindical-

4. La estrategia que proponemos exige una primera fase, que reclamamos y reclamaremos en el interno, de debate y decisión de la afiliación y los órganos, en la que el sindicato debe rearmar su discurso, su estrategia y trabajo para responder superar las propuestas neocapitalistas, tanto mundiales, como españolas, madrileñas , locales…

5. Esas propuestas y acciones deben estar convenientemente priorizadas, calendarizadas y planificada su implementación -con participación, transparencia, información, responsables de su aplicación y seguimiento.

6. El sector crítico debe intentar convertirse en un referente, tanto en CCOO, como entre los trabajadores y para ello vamos a poner en marcha algunas iniciativas informativas que buscan dar a conocer nuestras posiciones.